Sus testimonios

Estos testimonios se reproducen tal y como nos fueron comunicados (excepto los errores de ortografía), y con el acuerdo de su autor. Algunos de ellos también fueron traducidos. Si desea enviarnos su testimonio, gracias por utilizar la página Contacto.


Bravo por estos anuncios tan detallados. Puse su sitio inmediatamente en mis favoritos.
John B., Brighton (Reino Unido)


No hablamos ni una palabra de alemán, pero la transacción se pasó muy bien. El anuncio era muy detallado, y habíamos indicado que hablábamos solamente el francés y el español. Durante la visita, iban acompañados por un amigo que hablaba el español.
Cristina T., Valencia (España)


Nuestro apartamento se vendió esta semana gracias a Cubo, gracias para la calidad de este servicio. Si debemos vender otro apartamento, utilizaremos de nuevo sus servicios.
Dominique S., Antibes (Francia)


¡Su sistema es brillante! ¡No hablamos ninguna lengua extranjera, pero se publica nuestro anuncio en 6 lenguas, con todos los detalles! ¡Es el servicio exactamente cuyos se tenía necesidad!
Jean W., Lausanne (Suiza)


Vamos a instalarnos en Francia dentro de 6 meses, pero aún no dominamos el idioma. El sitio Cubo nos permite consultar anuncios completos en nuestro idioma, lo que nos facilita verdaderamente la vida. ¡Bravo!
Deirdre K., Galway (Irlanda)


Tenían razón, su sitio nos ha permitido vender nuestra casa más caro que lo previsto. Los precios aquí son demasiado elevados para los compradores locales, y nuestro anuncio multilingüe nos permitió abarcar compradores extranjeros.
Antonio S., Figline Valdarno (Italia)


Ya he vendido mi casa, hacía más de un año que las agencias intentaban venderla. ¡Su sitio es eficaz, pero sobre todo ahorré mucho dinero, ya que en Francia los gastos de agencia alcanzan hasta un 8%!
Bernard L., Montauban (Francia)


¿Con su fórmula todo incluido, por qué utilizar los servicios de una agencia? ¡He creado mi propio mini sitio para mi anuncio, y cuando un comprador llama, le doy el URL de mi sitio El Cubo, eso permite evitar las visitas inútiles!
Raymond D., Deauville (Francia)